Más de la mitad de mujeres víctimas de trata en España proceden de América Latina

Una mujer con el gesto del feminismo este viernes en Bilbao durante la manifestación que ha recorrido las calles de la capital vizcaína convocada por sindicatos y organizaciones feministas con motivo del Día Internacional de la Mujer. EFE/Luis Tejido.
Una mujer con el gesto del feminismo. EFE/Luis Tejido/Archivo
MADRID18/10/2022 00:00 ACTUALIZADO: 18/10/2022 07:31 CHEMA MOLINA

Este martes 18 de octubre es el Día Europeo contra la Trata de Personas. Con motivo de esta fecha, la Fundación Mutua Madrileña y el Proyecto Esperanza han lanzado un informe llamado Todas las víctimas, todos los derechos, que arroja cifras muy preocupantes sobre esta forma de explotación, sobre todo sexual y contra las mujeres, en España. 

El trabajo, en el que se han analizado alrededor de mil casos atendidos desde 2018, recoge que, en 2021, el 50,9% de las víctimas que recibieron el apoyo de la ONG Proyecto Esperanza en nuestro país procedían de América Latina. Esta cifra contrasta con la que se registró en 2018, que era del 28,9%. Lo que supone que en cuatro años la cifra prácticamente se ha duplicado.

Elaboración propia de datos del Informe ‘Todas las Víctimas, todos los derechos’

En el último año, la entidad detectó 136 casos de víctimas de trata. La mayoría de las personas afectadas son mujeres (126). También se atendieron a dos varones y a seis menores a cargo de sus madres. El estudio añade que, en seis de cada diez casos (61%), las víctimas fueron captadas y explotadas sexualmente. Respecto a la edad, el 74% tenía menos de 24 años. En segunda posición de procedencia se encuentra África. El 44% de las víctimas llega de ese continente.

Por países, Colombia y Nigeria dominan el ranking, seguidos de Venezuela, Camerún y Marruecos. El 9,5% de los casos son lo que se conoce como trata interna; esto es, personas captadas y sometidas dentro de las fronteras españolas. 

Las dos organizaciones han lanzado una campaña de concienciación, bajo el nombre Trata de personas, violación de derechos, para denunciar este «grave delito y grave violación de derechos humanos». Y recuerdan que «algunas de sus manifestaciones suponen, además, una forma de violencia de género«. 

La historia de Diana

El informe también cuenta con la experiencia de tres mujeres: Chantal, Samira y Diana. Esta última, una joven de 27 años, vivía en una zona rural de Bolivia junto a sus seis hermanos. Ella es la mayor. En una familia que debía hacer frente a serias dificultades económicas, Diana se dedicaba a ofrecer conciertos en las ferias para poder llevar dinero a casa. Un día trató de compartir su talento al mundo y se creó una cuenta profesional de Facebook. A través de ella, un boliviano afincado en España contactó con la joven.

La joven se trasladó a España, donde el hombre la retuvo contra su voluntad

Mantuvieron conversaciones durante meses, donde él le prometía que, si se trasladaba a España, le grabaría un vídeo profesional y le entregaría buenos contactos porque gozaba de una buena posición. Más tarde, ella llegó a Madrid. Allí fue recogida por un hombre y desplazada a su domicilio. La mujer se dio cuenta que él le había engañado. La mantuvo confinada, abusó sexualmente de ella y le obligó a ser su esclava doméstica. Finalmente, Diana pudo alertar a un vecino del edificio, que llamó a la Policía y pudieron rescatarla. 

La ONG recuerda que la trata comprende la explotación sexual, los trabajos forzados, la mendicidad, el matrimonio forzado, la explotación para realizar actividades delictivas o el tráfico de órganos; y que esto se sigue produciendo «en países desarrollados en la actualidad. La ONU indica que 2,5 millones de personas son víctimas de trata, pero estima que, por cada víctima identificada, hay otras 20 sin identificar. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: